7 amuletos mágicos para llevar contigo

Por Camila Galfione

Los amuletos siempre han cumplido con una “función mágica”, que deriva de la necesidad de protección ante amenazas contra las cuales el hombre es incapaz de defenderse. Las piedras siempre fueron fieles amuletos del hombre y no podemos negar su energía ni que desde la antigüedad, se hable sobre su poderosa y sanadora magia.

Esta nota en Sarah Kosta está dedicada a quienes crean en la sabiduría y la energía de las gemas, pero sobre todo, para quienes estén buscando un fiel amuleto. En este artículo, les recomendamos siete potenciales aliados con fascinantes propiedades, para llevar con uno.

  • El cuarzo rosa es por excelencia, la piedra del amor. Se dice que esta gema empodera el chakra del corazón, sobre todo cuando se la coloca en un colgante sobre el pecho o en un rincón del dormitorio próximo a la cama. Este cuarzo sanador enseña la verdadera esencia del amor y remplaza vibraciones negativas por energías amorosas, liberando penas, carencias y todo aquello no expresado. Es recomendable para quienes quieran atraer a su vida, un nuevo amor.

 

  • El amuleto protector es sin duda la turmalina negra, piedra que transmuta y absorbe energías negativas evitando que lleguen a uno. Protege contra el mal de ojo y contra radiaciones electromagnéticas, ideal para quienes estén todo el día en la computadora. Es perfecta aliada para quienes deseen desbloquear sus chakras, crecer su seguridad, calmar celos o nervios, combatir miedos y depresiones o simplemente, dormir mejor. Se dice que esta magnífica piedra, al cumplir su función, se rompe…

  • El Diamante Herkimer, también conocido como “el diamante de los cuarzos” y sin duda, el más exótico entre ellos, se caracteriza por su función de unificar el propósito de la mente y el alma orientándolos hacia la realización personal. Es un fuerte estimulante de felicidad y se dice que sana todo aquello que traemos de vidas pasadas.

 

  • La pirita o, “el oro de los tontos”, es un amuleto protector ante energías negativas. Es una fascinante piedra que conecta a las personas con sus habilidades propias potenciando la confianza y el autoestima. Resulta perfecta para quienes sufren de ansiedad, fatiga o frustración y se recomienda tenerla en lugares de trabajo, dado que es un amuleto que promueve la creatividad y atrae abundancia.

 

  • El granate es una piedra de poder e invencibilidad. Los antiguos decían que era la gema anti enfermedades y muchos aseguran que retrasa el envejecimiento. Ayuda a quienes tengan cualquier tipo de enfermedad, dado que es un gran revitalizador de células. Empodera a los más débiles de carácter afirmándolos para que no se cometan abusos sobre ellos, otorga positivismo, confianza, valor y sobre todo, voluntad. ¡Cuidado! No es recomendable para quienes ya posean carácter fuerte dado que el granate puede conducirlos a actitudes violentas.

Dato curioso: Antiguamente, ningún soldado iba a la guerra sin esta gema, símbolo de valentía y poder.

 

  • La amatista violeta es una piedra de sanación tanto física como espiritual. Su color hace transmutar la energía negativa en positiva. Es una gema que aporta lo esencial: paz, amor y sabiduría. En mujeres, otorga la fuerza interior que les indica el camino a tomar. Es también un amuleto que mantiene el aura limpia y protegida.

 

  • El larimar no sólo es una exótica piedra que se consigue exclusivamente en República Dominicana, sino que es sumamente poderosa con propiedades cuasi mágicas. Le da fin a los miedos, los sufrimientos, los excesos y cura las heridas del corazón. Amplía la percepción, potencia la creatividad y es perfecta para quienes buscan su alma gemela. Es una gema que estimula la comunicación y carga abundante energía positiva, armonía y una mágica dosis de buena fortuna.

 

Las piedras que elegimos para que nos acompañen deben ser escogidas con sabiduría y precisión.
Después de leer esta nota ¿podés definir cuál sería tu aliada perfecta?

 

Compartir esta entrada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *