Al igual que las joyas

Por Camila Galfione

Al igual que a las joyas, hay momentos en los que toca pulirnos. Otros, en los que debemos animarnos a probar inusuales combinaciones para vernos reinventados. Y como a todo ostentoso anillo, siempre nos llegan oportunidades que nos incentivan a salir de la caja para mostrarle al mundo, o a nosotros mismos, la luz que somos capaces de irradiar. 

Al igual que las joyas, todos tenemos una historia que contar. Nada enamora más que conocer el genuino origen de las cosas y de las personas. Nada es más significativo que lucir el brazalete de una abuela. Nada es más auténtico que rendirle tributo a nuestro pasado, al menos con un detalle, en cada proyecto que emprendamos. 

Al igual que tantas joyas, estamos conformados por facetas. Algunas las resaltamos con orgullo y otras tal vez no tanto. Pero es únicamente ese sinfín de partes el que nos regala un brillo excepcional. 

El tesoro más preciado es el que llevamos dentro. En Sarah Kosta creemos que fin de año se trata de revisar nuestro alhajero, de pulir lo que haga falta y de ver como reinventaremos todas nuestras piezas para el año próximo, porque de eso se trata la vida. Te invitamos a comenzar una nueva década, fuera de la caja. Animate a contar tu historia, a embanderar todas tus facetas y a brillar como nunca antes. 

¡Por un año lleno de joyitas para atesorar! 

Sarah Kosta

Compartir esta entrada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *