Cuando lo que Necesitás, es Aire

Por Camila Galfione

Todo proceso creativo acompaña al proceso interno de su creador y se refleja en su resultado final. A veces un artista encuentra lo que necesita en su trabajo y, culminar un proyecto físico, muchas veces ayuda a cerrar uno emocional. Todo esto le sucedió a Sarah Kosta al desarrollar su nueva colección…

Mi nueva línea nace de una necesidad personal por tener más aire en lo que hago y en cómo lo hago. Simboliza los aires nuevos que quiero traer” cuenta la orfebre, quien denominó su nueva propuesta “Aire”.

Eso es lo que transmite cada pieza. Aire. Las mismas son visualmente livianas, etéreas, orgánicas y equilibradas. Tienen movimiento, sus diversos calados hacen que convivan con el aire y, en muchas de ellas, sus piezas chocan al moverse generando cierta musicalidad.

“Es contemporánea, atemporal y versátil. Cada pieza puede usarse de varias maneras. Toda mujer, sin importar su década, puede lucir bien con esta colección” explica Sarah con suma pasión por el trabajo realizado hasta el momento, dado que la idea de esta nota, fue conversar con ella en etapa de pleno proyecto.

Anillo Aire

Siempre comienza por bocetar. Luego, se pone a crear. Toda pieza es producida por las manos de Sarah antes de ir a su taller donde se replican los diferentes modelos con su equipo. “Mi proceso creativo es muy lúdico y es lo que más disfruto hacer. Estoy siempre en constante innovación. Las piezas one of a kind son mis favoritas, me permiten siempre incorporar algo nuevo y único a mis líneas. ¡Ver una pieza terminada es una gran sensación!” dijo finalizando con un suspiro liberador.

Sarah destaca el diseño de “Aire” como uno particular. Asegura que fue un trayecto muy personal e individual a diferencia de otros. Si bien la colección incluye una variedad de gemas, el metal trabajado es el protagonista de esta línea. Es una propuesta sofisticada pero sumamente fácil de llevar.

Anillo y Brazalete Aire

Los diseños de Sarah tienen sello propio. Las curvas, el movimiento, el detalle, la calidad… es difícil determinar qué la define, ya que es más bien algo esencial, un estilo muy particular. “Mi proceso creativo actual es más maduro que en mis comienzos, porque cada joya es pensada dentro de su colección, y yo me identifico con cada una de mis piezas.”

Todo cambia, nada es estático y uno tiene que acompasar el cambio”. El movimiento, el aire y la versatilidad de las nuevas joyas apoyan esta última frase con la cual Sarah decidió terminar de explicar el proceso de la línea que pronto se lanzará. Una línea diferente y, sin duda, muy especial.

Compartir esta entrada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *