¡Bienvenido febrero! ¡Bienvenido citrino!
Esta es una piedra tan buena en sus cualidades energéticas y terapéuticas que queremos compartir algunas de ellas.
Es un poderoso limpiador y regenerador. Genera calidez, energetiza y es altamente creativa. Este es uno de los cristales que nunca necesita limpieza. Absorbe, transmuta y disipa la energía negativa, por tanto es extremadamente protector para el entorno.
Es una de las piedras de abundancia, una piedra dinámica que enseña a manifestarse y atrae riqueza, prosperidad, éxito y todo tipo de cosas buenas.
El citrino es una piedra feliz y generosa que potencia el compartir lo que se tiene, y sin embargo te ayuda a conservar tus riquezas. La tristeza y negatividad no tienen cabida en torno al citrino. Es la mejor piedra para elevar el autoestima, por lo tanto ayuda con las conductas destructivas y la depresión.
Ayuda también a desarrollar una actitud positiva y mirar al futuro con optimismo. Promueve la calma interna para que pueda emerger la sabiduría.
Esta piedra fomenta el disfrute de nuevas experiencias y anima a explorar todas las expectativas posibles hasta encontrar la mejor solución.

Compartir esta entrada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *