Las 8 tendencias en joyería que debes conocer

Por Camila Galfione

Las tendencias en joyería cambian más con los años que con las temporadas. Incluso, las joyas más emblemáticas de calidad, por más de moda que puedan estar, son una inversión para toda la vida. En Sarah Kosta, sentimos la responsabilidad de analizar las últimas pasarelas para anticiparles las principales tendencias del 2019.

  • El color es una de las modas esenciales para el próximo año. Se verá tanto en joyería como en todo tipo de accesorios. En alhajas, el colorido de las piezas se lo darán las piedras. Éstas estarán muy en boga. Si sos una persona colorida, la próxima temporada estarás en auge.

     

  • Para el año que viene, la orfebrería explora el fondo del mar. Los collares con caracoles serán un key ítem en bisutería y, en joyería, esta moda se verá, principalmente, en la continuación de la euforia por las perlas.

 

    

  • La naturaleza terrenal también inspiró a los grandes orfebres para el 2019. El metal en forma de hoja se verá primordialmente en aros, colgantes y tocados. Esta será una tendencia protagonista del período entrante. También se verán diseños orgánicos tallados dentro de piezas metálicas.

 

     

 

  • Los ochenta están más presentes que nunca y las joyas lo comunican. En el 2019 se reflejarán en todo tipo de argollas: finas, gruesas, solas, combinadas e incluso algunas con piedras esféricas como detalle. Esta moda, predominará en las caravanas.

 

    

  • Las piezas statement, es decir, exageradamente grandes y absolutamente llamativas dentro del conjunto, seguirán muy vigentes el año próximo. En el 2018 éstas, se vieron principalmente en aros. En el 2019 habrán también brazaletes, collares y anillos sumamente emblemáticos y extravagantes.

 

     

 

  • En toda temporada, hay ítems clave: piezas muy específicas, muy de moda. Los anillos con piedras turquesas, ya sean turmalinas, aguamarinas, topacios (o turquesas mismas) serán la vedette del año entrante.

    

  • Las cadenas XXL serán otra figurita repetida. Las mismas, se estuvieron usando en correas de lentes. En breves, se verán además en brazaletes, collares y caravanas. Las cadenas de tamaño regular estarán presentes de forma inusual en “joyas de cuerpo”, entrecruzándose entre la indumentaria con el fin de dar un toque de brillo.

 

      

  • El color de los metales cambia con menos frecuencia, pero a largo plazo, lo hace. La tendencia de los ochenta mantiene vigente el oro amarillo predominando sobre otros tonos y, el oro rosado sigue muy de moda.

    

  • La superposición es otro recurso que se usará mucho esta temporada. Combinar cadenas finas con distintos largos y dijes será tan chic como usar varios anillos chicos en una sola mano.

 

Compartir esta entrada

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *