Siete joyas ¡de película!

“Los diamantes son los mejores amigos de la mujer”, cantó hace muchos años Marylin Monroe en Los caballeros las prefieren rubias interpretando a Lorelei Lee. Existen joyas inmortales. Joyas que la magia del cine logró permanecieran por siempre con una misma mujer y devinieran protagonistas en la pantalla grande. 

Esta semana en Sarah Kosta queremos compartir siete de nuestras brillantes escenas con joyas predilectas. Algunas divertidas, otras apasionantes. Algunas extraídas de clásicos y otras de filmes contemporáneos que pueden ser una excelente alternativa para entretener esta cuarentena.

Una escena inesperada en Mujer Bonita  

El moño alto y el escote caído de Vivian Ward estaban esperando el collar de corazones, rubíes y diamantes que Edward Lewis le presta para su romántica velada. Lo que muchos desconocen, es que esta memorable escena de Mujer Bonita estaba fuera del guion. Ese día en el set, el director le pidió a Richard Gere que despierte a Julia Roberts, dado que estaba un tanto cansada después de una larga noche de fiesta. Richard entonces cierra la caja cuando Julia va a tocar el collar y eso despierta la icónica carcajada de Roberts. Una toma que estaba destinada a ser cortada de la película, finalmente devino esa pequeña parte que a todos enamoró.  

Collar en Plata 950 con Cristales

Mitos y romance en Titanic 

“El corazón del océano”, como muchos llaman al ostentoso collar de Rose en Titanic, fue inspirado en el Diamante Hope y en su mal presagio sobre quienes lo llevaran, con el fin de insinuar que el collar de la protagonista estaba maldito y de abrir el misterio en la película: ¿habrá sido la maldición de esta poderosa joya la que hundió al Titanic? A lo largo de la historia, todos los poseedores del Diamante Hope se enfrentaron a finales trágicos. Pueden leer más acerca de esta emblemática gema en el link a continuación: Los cinco diamantes más emblemáticos de la historia. 

Maldito o no, el exótico diamante azul protagoniza varias escenas de este clásico que a todos nos quita una lágrima, y sin duda su momento estrella es en el que Rose se quita la ropa dejándose únicamente la joya para que Jack le haga un retrato.  

Colgante con topacio celeste engarzado en plata 950, Sarah Kosta.

Una clásica escena del cine

No podía faltar la primera escena de Desayuno en Tiffany’s que inmortalizó la imagen de Audrey Hepburn con un importante collar de perlas al cuello. Un vestidito negro de Givenchy, un croissant por la mañana y una gargantilla de perlas: tres clásicos que nos recuerdan a esta película atemporal de los años sesenta, que siempre vale la pena volver a ver. 

Collar de perlas con obsidiana engarzada en plata 1000, Sarah Kosta.

El diamante Isadora en Cómo perder a un hombre en diez días

Cómo perder a un hombre en diez días es siempre una entretenida comedia para mirar, y nada más fascinante que el look de gala de Andy: un sencillo vestido de seda amarillo a tono con el reconocido diamante de 84 quilates de Harry Winston bautizado Isadora, que cuelga sobre un lujoso collar valuado a USD 5.280.000. ¡No por nada Winston era conocido como “El rey de los diamantes”!

Colgante con citrino engarzado en plata 950, Sarah Kosta.

Los diamantes son el mejor amigo de la mujer

Una escena de Los caballeros las prefieren rubias que inspiró a Madonna a crear uno de sus más grandes hits: Material Girl. El filme de los años cincuenta ya es un tanto antiguo pero la canción protagonizada por Marylin Monroe (Diamonds are a girl’s best friend) y por supuesto, su juego de ostentosas joyas, vivirán por siempre.  

Anillo en oro blanco 18 kt con brillantes, Sarah Kosta.

Una réplica histórica

Esta joya tal vez no cumpla un rol protagonista en Las hermanas Bolena, pero muchos desconocen que, el collar de perlas con una “B” en oro que lleva Ana Bolena en esta escena, es una réplica de un collar que tuvo Ana en vida real. Después de ser ejecutada, todas sus pinturas fueron destruidas excepto una, en la que vemos este icónico y misterioso collar a partir del cual sinfines de historiadores desarrollaron enigmáticas teorías.  


 
Collar de perlas barrocas salmón, Sarah Kosta.

El final perfecto

Sex and the City finaliza una larga historia con un diamante negro. Después de una larga serie de 94 capítulos y dos películas, Mr.Big le obsequia a Carrie un anillo diseñado por Italy Malkin protagonizado por un diamante negro, como símbolo de compromiso. “¿Por qué negro?”, pregunta curiosa Bradshaw. “Porque no eres como las demás”, responde Mr.Big culminando la apasionante historia acontecida en la ciudad que nunca duerme. 

Anillo en Plata 950 con Cuarzo Murión y Cristales, Sarah Kosta.

Por Camila Galfione

2 replies on “Siete joyas ¡de película!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *