Un poco de reflexión..


Cuando vivimos de lo que trabajamos, por más que el trabajo sea una pasión y por lo tanto ese trabajo tenga muchas etapas de disfrute, también es real que trabajamos por objetivos.⁠⁠

Pero para el artista el propio trabajo es el objetivo.⁠⁠

Y eso es lo difícil.⁠⁠

Ya lo decía Aristóteles, lo más difícil en la vida es encontrar el “justo medio”, o sea el equilibrio.⁠⁠

Y qué difícil es el equilibrio cuando no sólo está tu pasión en la balanza, sino todo lo que además pesa: la vida personal (la familia, los vínculos, los amigos), lo laboral (el sustento, las redes sociales, la administración de las tareas) y todas los demás intereses culturales y deportivos que cada uno tiene.⁠⁠

Después de todos estos años entendí que no quiero alejarme del artista, pero no quiero vivir olvidada para ser recordada.

La joyería se trata de personas, no de piezas.

Mi trabajo es hacer joyas a mano con amor 💛 ⁠⁠

¿Vos también te cuestionás el justo medio?⁠

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.